AQUÍ ENCONTRARÁS, ARTÍCULOS, FOTOS Y VÍDEOS SOBRE LA FE CATÓLICA APOSTÓLICA Y ROMANA, DOCTRINA SOCIAL DE LA IGLESIA, COMENTARIOS DE ENCÍCLICAS, PENSAMIENTOS Y TEXTOS DE SANTOS, DIGNIDAD HUMANA, DERECHOS HUMANOS, HISTORIA, EDUCACIÓN, VIDEOS MUSICALES CLÁSICOS Y DE TODAS LAS ÉPOCAS.

"Soy un hombre de armas, un soldado, scout. Paradójicamente, al único de mi especie que admiro, empuñó solamente la palabra, su técnica fue la humildad, su táctica la paciencia y la estrategia que le dio su mayor victoria fue dejarse clavar en una cruz por aquellos que amaba".

“Espíritu Santo, inspírame lo que debo pensar, lo que debo decir, lo que debo callar, lo que debo escribir, lo que debo hacer, como debo obrar, para el bien de los hombres, de la iglesia y el triunfo de Jesucristo”.

Desde La Trinchera Del Buen Combate en Argentina. Un Abrazo en Dios y La Patria.

19 de noviembre de 2017

SOBRE LAS CADENAS DE ORACIÓN. Padre ADOLFO FRANCO POMARES S.J Y Presbítero SERGIO GUILLERMO ROMÁN DEL REAL, SACERDOTE MEXICANO.


Padre Adolfo Franco Pomares, SJ
El Padre Adolfo Franco POMARES, es natural de Cartagena – España. Ha obtenido el grado académico de Licenciado en Filosofía y Teología. Fue Rector del Instituto Superior de Estudios Teológicos Juan XXIII en Lima. También ha sido Superior Provincial en la Compañía de Jesús y Consejero Provincial en el Perú.
P. Adolfo Franco, S.J. es Rector del Seminario de Trujillo
PREOCUPADO POR LAS CONSTANTES 'CADENAS DE ORACIÓN'
Me llegan sobre trabajo, prosperidad, Cristo, ángeles, Santos, la Madre Teresa de Calcuta, etc., que contienen oraciones lindas pero que terminan con el condicionamiento de que se deben circular o enviar a otras personas, ofreciendo premios o sorpresas milagrosas al segundo o cuarto día, pedí opinión al Padre Adolfo Franco sobre este asunto, quién me contestó en los términos que enseguida comparto: 
"Esto de las cadenas de oración es una ABERRACIÓN que va en contra de la verdadera fe; es querer manipular la Providencia de Dios, que por ser divina actúa libremente y que no está sujeta a condiciones como 'envíe esto a 10 personas' ni para enviar amenazas como 'si no lo hace ya verás'". 
Sin dudar de la buena fe de los remitentes, se aprecia que en su mayoría son personas que carecen de formación cristiana, toda vez que ésta, cuando se posee, permite amar a Dios y a los semejantes sin condición alguna.
RECOMIENDO LEER, ENTRE OTROS, EL TEXTO DEL DEUTERONOMIO Capítulo 18, Versículos 10-12.
  • 18:10 No sea hallado en ti quien haga pasar a su hijo o a su hija por el fuego, ni quien practique adivinación, ni agorero, ni sortílego, ni hechicero.
  • 18:11 ni encantador, ni adivino, ni mago, ni quien consulte a los muertos.
  • 18:12 Porque es abominación para con Jehová cualquiera que hace estas cosas, y por estas abominaciones Jehová tu Dios echa estas naciones de delante de ti.
LAS FÓRMULAS QUE HAY EN ESAS CADENAS, TRATAN DE CONVERTIR A DIOS EN UNA RECETA.
  • "Haz esto, más lo otro y te resultará un beneficio, si no lo haces se convertirá en una maldición"
Creer en Dios, en su paternidad y en su providencia, es algo muy diferente. No se trata de asegurarnos las cosas mediante 'nuestros recursos' sino sólo la seguridad de quien sabe que está en las manos de Dios".
Ojalá esto te sirva para parar esas molestas cadenas. 
Un abrazo y mis oraciones.
Padre Adolfo Franco
Yo CARLOS ALBERTO SANTOSTEFANO he escrito personalmente un E-mail al Padre Adolfo para que me ratifique estas sus palabras lo cual me ha contestado que estas palabras son suyas.
¿QUÉ DEBE HACER UN CATÓLICO CON LAS CADENAS DE ORACIÓN DE WHATSAPP?.

CIUDAD DE MÉXICO, 15 Nov. 17 / 04:07 pm (ACI).- Desde hace algunos años es común recibir a través de WhatsApp las conocidas “cadenas de oración”, que exhortan a reenviar un mensaje a todos los contactos en un cierto periodo de tiempo con el fin de recibir una bendición de Dios y evitar “un castigo”. Ante este tipo de oraciones que circulan por Internet, ¿qué es lo que debe hacer un católico?
Presbítero SERGIO GUILLERMO ROMÁN DEL REAL
EL SACERDOTE MEXICANO, P. SERGIO ROMÁN, EXPLICÓ CÓMO RESPONDER A ESTAS CADENAS EN UN ARTÍCULO PUBLICADO EN EL SISTEMA INFORMATIVO DE LA ARQUIDIÓCESIS DE MÉXICO (SIAME).
¿QUE HACER?
1ro) 
“En primer lugar, lo que debemos hacer es recordar que Dios no puso condiciones a la hora de invitar a sus discípulos a orar, por lo que lo recomendable es borrar el texto, aunque quien nos lo haya enviado sea nuestro mejor amigo. ¿Y no pasa nada? ¡Absolutamente nada! No se preocupen”, indicó.
2do) En segundo lugar, el presbítero sostuvo que se puede 
“aprovechar este tipo de cadenas como un recordatorio para orar por las muchas necesidades del mundo”, 
sin embargo, no se puede 
“dejar de señalar que intrínsecamente son malas, y no deben hacerse ni seguirse, porque presentan una imagen equivocada y supersticiosa de Dios”.
3ro) En tercer lugar, tener una legítima la devoción a Jesús, a la Virgen y a los santos, porque 
“de esa manera estarían haciendo una propaganda buena que serviría para instruir a otras personas y para animarlas a compartir su devoción”.
RAZONES POR LAS CUALES LAS CADENAS NO SON RECOMENDABLES
1. CAUSAN MOLESTIAS

Si bien que estas cadenas son hechas por “personas de buena fe que piensan que de ese modo ayudarán a fomentar la devoción a algún santo”, el P. Román asegura que 
“lo único que hacen es causar molestias a sus contactos, sobre todo a aquellos que, por ignorancia, se dejan esclavizar por las cadenas”.
2. FOMENTAN SUPERSTICIONES
Fomentan la superstición al hacer creer que las gracias divinas dependen de la repetición sin sentido de una acción que no tiene ninguna importancia, sostiene el presbítero.
3. SE ASEMEJAN A LA MAGIA O BRUJERÍA
“Las cadenas rayan en la magia o en la brujería, que atribuye a las cosas el poder que solo Dios tiene y que considera que hay fórmulas infalibles para obligar a Dios a hacer nuestros caprichos”, concluyó el P. Román.

18 de noviembre de 2017

DEDICACIÓN DE LAS BASÍLICAS DE SAN PEDRO Y SAN PABLO. 18 DE NOVIEMBRE.

La basílica de San Pedro y el obelisco, en el Vaticano en Roma, tal como lo representa Viviano Codazzi alrededor de 1630. El diseño incluye los desafortunados campanarios de Carlo Maderno, y una procesión que sale. Museo del Prado
Propongámonos tener siempre el más grande respeto y veneración por nuestros templos
La primera de ellas fue edificada por el emperador Constantino sobre el sepulcro de san Pedro en la colina del Vaticano, y al deteriorarse por el paso de los años fue reconstruida con mayor amplitud y de nuevo consagrada en este mismo día de su aniversario. 
La otra, edificada por los emperadores Teodosio y Valentiniano en la vía Ostiense, después de quedar aniquilada por un lamentable incendio fue reedificada en su totalidad y dedicada el diez de diciembre. Con su común conmemoración se quiere significar, de algún modo, la fraternidad de los apóstoles y la unidad en Iglesia (1626; 1854). 
Basílica de San Pedro - Vaticano
La actual Basílica de San Pedro en Roma fue consagrada por el Papa Urbano Octavo el 18 de noviembre de 1626, aniversario de la consagración de la Basílica antigua.
La construcción de este grandioso templo duró 170 años, bajo la dirección de 20 Sumos Pontífices. Está construida en la colina llamada Vaticano, sobre la tumba de San Pedro. 
Allí en el Vaticano fue martirizado San Pedro (crucificándolo cabeza abajo) y ahí mismo fue sepultado. Sobre su sepulcro hizo construir el emperador Constantino una Basílica, en el año 323, y esa magnífica iglesia permaneció sin cambios durante dos siglos. Junto a ella en la colina llamada Vaticano fueron construyéndose varios edificios que pertenecían a los Sumos Pontífices. Durante siglos fueron hermoseando cada vez más la Basílica. 
Cuando los Sumos Pontífices volvieron del destierro de Avignon el Papa empezó a vivir en el Vaticano, junto a la Basílica de San Pedro (hasta entonces los Pontífices habían vivido en el Palacio, junto a la Basílica de Letrán) y desde entonces la Basílica de San Pedro ha sido siempre el templo más famoso del mundo. 
Basílica de San Pablo Extramuros
La Basílica de San Pedro mide 212 metros de largo, 140 de ancho, y 133 metros de altura en su cúpula. Ocupa 15,000 metros cuadrados. No hay otro templo en el mundo que le iguale en extensión. 
Su construcción la empezó el Papa Nicolás V en 1454, y la terminó y consagró el Papa Urbano VIII en 1626 (170 años construyéndola). Trabajaron en ella los más famosos artistas como Bramante, Rafael, Miguel Angel y Bernini. Su hermosura es impresionante. 
Hoy recordamos también la consagración de la Basílica de San Pablo, que está al otro lado de Roma, a 11 kilómetros de San Pedro, en un sitio llamado "Las tres fontanas", porque la tradición cuenta que allí le fue cortada la cabeza a San Pablo y que al cortársela cayó al suelo y dio tres golpes y en cada golpe salió una fuente de agua (y allí están las tales tres fontantas). 
La antigua Basílica de San Pablo la habían construido el Papa San León Magno y el emperador Teodosio, pero en 1823 fue destruida por un incendio, y entonces, con limosnas que los católicos enviaron desde todos los países del mundo se construyó la nueva, sobre el modelo de la antigua, pero más grande y más hermosa, la cual fue consagrada por el Papa Pío Nono en 1854. En los trabajos de reconstrucción se encontró un sepulcro sumamente antiguo (de antes del siglo IV) con esta inscripción: "A San Pablo, Apóstol y Mártir". 
Estas Basílicas nos recuerdan lo generosos que han sido los católicos de todos los tiempos para que nuestros templos sean lo más hermoso posible, y cómo nosotros debemos contribuir generosamente para mantener bello y elegante el templo de nuestro barrio o de nuestra parroquia.

Fuente: 
http://www.ewtn.com/espanol/index.asp

15 de noviembre de 2017

SAN ALBERTO MAGNO EL “GRAN DOCTOR” POR UN ACUERDO CON LA VIRGEN. EL GRAN SABIO DOMINICO, MAESTRO DE SANTO TOMÁS DE AQUINO. Fiesta 15 de Noviembre.

San Alberto Magno, Doctor de la Iglesia y patrón de los estudiantes de ciencias naturales
Cada 15 de noviembre la Iglesia celebra a San Alberto Magno, Doctor de la Iglesia y patrón de los estudiantes de ciencias naturales. Era considerado un gran doctor y experto, pero su prodigiosa memoria y su destacado espíritu científico se deben a un acuerdo con la Virgen María.
San Alberto Magno
O.P.
AlbertusMagnus.jpg
Alberto Magno
Proclamado Doctor de la Iglesia
el 16 de diciembre de 1931 por el papa Pío XI

Apodo
Doctor Universalis o Doctor Experto

Nacimiento
1193
LauingenFlag of Bavaria (lozengy).svg Baviera

Fallecimiento
15 de noviembre de 1280
Colonia Black St George's Cross.svgArzobispado de Colonia




 Canonización

1931 por el papa Pío XI

Festividad
15 de noviembre

Atributos
Mitra


Patronazgo
Jornada Mundial de la Juventud;ciencias naturalesquímicas yexactasfilósofos;
estudiantes;técnicos sanitarios; ciudad deCincinnati (Ohio)
San Alberto Magno, Doctor de la Iglesia y patrón de los estudiantes de ciencias naturales
San Alberto nació en Lauingen (Alemania) alrededor del 1206. A los 16 años empezó a estudiar en la Universidad de Padua, donde conoció al Beato Jordán de Sajonia de la Orden de Santo Domingo y quien lo acompañó en su proceso para ingresar a los dominicos. Más adelante ocupó altos puestos como maestro en Alemania.
San Alberto Magno, Doctor de la Iglesia y patrón de los estudiantes de ciencias naturales
En París, centro intelectual de Europa Occidental de aquel entonces, obtiene su grado de profesor y se dice que eran tantos los estudiantes que asistían a sus clases que tuvo que enseñar en la plaza pública. Aquel lugar lleva su nombre y es la Plaza “Maubert”, que viene de “Magnus Albert”.
San Alberto Magno, Doctor de la Iglesia y patrón de los estudiantes de ciencias naturales
Fue elegido superior provincial de Alemania y posteriormente nombrado rector de una nueva universidad en Colonia. Allí tuvo como discípulo a otro grande de la Iglesia, Santo Tomás de Aquino.
Fue gran autoridad en filosofía, física, geografía, astronomía, mineralogía, alquimia (química), biología, etc. Así como en lo referente a Biblia y teología. Es el iniciador del sistema escolástico. No obstante, se mantenía humilde y sin dejar nunca la oración y los sacramentos.
San Alberto Magno, Doctor de la Iglesia y patrón de los estudiantes de ciencias naturales
En Roma llegó a ser teólogo y canonista personal del Papa. Luego sería ordenado Obispo de Regensburgo, servicio al que renunció tiempo después para dedicarse a formar y enseñar. En 1274 participó activamente en el II Concilio de Lyon.
San Alberto Magno, Doctor de la Iglesia y patrón de los estudiantes de ciencias naturales
Hasta aquí no cabe duda que se trataba de un intelectual fuera de lo común. Sin embargo en 1278, mientras daba clases, le falló súbitamente la memoria y perdió la agudeza del entendimiento. Entonces comprendió que su fin estaba por llegar.
San Alberto Magno, Doctor de la Iglesia y patrón de los estudiantes de ciencias naturales
San Alberto contó que siendo joven le costaban los estudios y una noche intentó huir del colegio donde estudiaba. Cuando llegó a la parte superior de una escalera colgada en la pared, se encontró con la Virgen María.
  • "Alberto, ¿por qué en vez de huir del colegio, no me rezas a mí que soy 'Casa de la Sabiduría'? Si me tienes fe y confianza, yo te daré una memoria prodigiosa”, le dijo la Madre de Dios. “Y para que sepas que si fui yo quien te la concedí, cuando ya te vayas a morir, olvidarás todo lo que sabías", añadió la Virgen. 
Esto se cumplió. Dos años más tarde, el Santo partió al Cielo muy apaciblemente, sin enfermedades y mientras conversaba con sus hermanos en Colonia.
San Alberto Magno, Doctor de la Iglesia y patrón de los estudiantes de ciencias naturales
Ya en su tiempo la gente lo llamaba "El Magno", el grande, por la sabiduría admirable que había logrado conseguir. Lo llamaban también "El Doctor Universal" porque sabía de todo: de ciencias religiosas, de ciencias naturales, de filosofía, etc. Era geógrafo, astrónomo, físico, químico y teólogo, y las personas comentaban que el santo "sabe todo lo que se puede saber" y le otorgan además el título de "milagro de la época", "maravilla de conocimientos" y otros más.
Medalla conmemorativa de San Alberto Magno
San Alberto fue el maestro del más grande sabio que ha tenido la Iglesia Católica, Santo Tomás de Aquino. El descubrió la genialidad del joven Tomás.
Nació en Alemania en 1206. Era de familia rica y de importancia en el gobierno y en la alta sociedad. Ingresó de religioso con los Padres Dominicos.
San Alberto Magno, Doctor de la Iglesia y patrón de los estudiantes de ciencias naturales
En Colonia, en París y en varias otras universidades fue un profesor brillantísimo y de muchas naciones iban estudiantes a escuchar sus clases. Tuvo el mérito de haber separado la teología de la filosofía, y de rescatar y reconciliar las ideas del filósofo con las cristianas (lo cual perfeccionará luego su discípulo Santo Tomás).
Vidriera de la iglesia de Santo Domingo en Washington, DC Foto de Fr. Lawrence Lew, OP
Escribió 38 volúmenes, de todos los temas. Fue nombrado superior provincial de su comunidad de Dominicos. Y el Sumo Pontífice lo nombró Arzobispo de Ratisbona, pero a los dos años renunció a ese cargo para dedicarse a su misión intelectual. Murió el 15 de noviembre de 1280, a la edad de 74 años.
San Alberto Magno, Doctor de la Iglesia y patrón de los estudiantes de ciencias naturales
AUDIENCIA GENERAL DEL PAPA SOBRE SAN ALBERTO MAGNO
NO HAY OPOSICIÓN ENTRE CIENCIA Y FE
“San Alberto Magno –dijo el Papa Benedicto XVI en el 2010– nos recuerda que entre ciencia y fe existe amistad, y que los hombres de ciencia pueden recorrer, mediante su vocación al estudio de la naturaleza, un auténtico y fascinante camino de santidad”.
https://www.youtube.com/watch?v=k3IcFcmLsf0

 San Alberto Magno, Doctor de la Iglesia y patrón de los estudiantes de ciencias naturales

San Alberto Magno, Doctor de la Iglesia y patrón de los estudiantes de ciencias naturales
Fuente:
https://www.aciprensa.com/noticias/hoy-se-celebra-a-san-alberto-magno-el-gran-doctor-por-un-acuerdo-con-la-virgen-77338/
https://www.aciprensa.com/santos/santo.php?id=342

12 de noviembre de 2017

EL DON DE LA GRATITUD, LA CAPACIDAD DE AGRADECER. ¿HAS APRENDIDO A DAR LAS GRACIAS? -LA CLAVE DE LA FELICIDAD- ¡Gracias a Dios por todo!.

EL DON NO PEDIDO

Y la paz de Cristo se adueñe de vuestros corazones: 
a ella habéis sido llamados... Y sed agradecidos
(Co 3)
San Pablo pide para los primeros cristianos de Colosas que la paz de Cristo, esa que da el verdadero sosiego al alma, se adueñe, se apodere por completo de sus corazones. Y enseguida les recomienda: sed agradecidos.
No son muchas las personas que viven la espléndida virtud de la gratitud. De los leprosos que curó el Señor, solo el diez por ciento agradeció a Jesús tan inmenso favor.
El Maestro quedó sorprendido por la ausencia de los otros nueve, que estarían celebrando por su cuenta la curación, o se habrían marchado a sus respectivos pueblos o aldeas. ¿No son diez los que han quedado limpios? Y los otros nueve, ¿dónde están?, preguntó. Y, con manifiesta pena, dijo: ¿No ha habido quien volviera a dar gloria a Dios sino solo este extranjero?
¡Cuántas veces, quizá, el Señor ha preguntado por nosotros!: ¿dónde están?, ¿dónde está...? Mucho hemos de agradecer.
Leí hace algún tiempo una historia que refleja un poco la necesidad de esta virtud. En líneas generales, la historia podría ser esta:
Había una vez una familia muy pobre, y con muchos problemas...; en verdad, la familia era un auténtico desastre. Pero en el Cielo buscaron y encontraron muy buenos intercesores. Lo primero que hicieron estos fue ir a ver a la Virgen María. Estaban seguros de que, si la unían a su causa, todo estaba resuelto. La Madre de Dios no lo dudó un instante... Y enseguida, un Ángel se encargó de la familia.
Aquellas personas cambiaron de la noche a la mañana. Tuvieron abundantes bienes, los hijos dejaron la droga... El cambio llegó incluso a las costumbres religiosas, y así, empezaron a ir a Misa los domingos y se convirtieron en generosos colaboradores de diversas instituciones humanitarias. Pero no eran felices. En aquella familia había de todo, pero no la felicidad verdadera. Algo no funcionaba bien.
Llegaba a su fin la vida del pater familias y el Ángel se hizo presente. ¿Has sido feliz?, preguntó al padre. ¿Son felices los tuyos?
—No –contestó, desolado, el anciano–. Tenemos de todo –dijo–. Estamos, sin duda alguna, incomparablemente mejor que en aquella época de desastres. Como sabes, hasta nos hemos vuelto piadosos, damos limosnas a los necesitados... Pero en esta casa no hay felicidad. ¿Por qué? ¿Me lo podrías decir, aunque sea ahora, al final de mi vida?
—Una vez te dije –contestó el Ángel– que existe un don estrechamente ligado a la felicidad, y sin el cual esta no puede existir. Pero tú no lo has pedido nunca en todos estos años, y yo no te lo he podido dar. El Señor me puso como condición daros solo lo que pidierais.
—Un don, pero ¿qué don? –contestó el buen hombre–. No recuerdo... ¿Qué puede dar la felicidad si no es el dinero, la salud, la cultura o las diversiones...? Ni siquiera en la solidaridad con los que sufren hemos encontrado ese sentimiento. Ahora que todo ha terminado, dime, por favor, qué me ha faltado pedirte.
—Lo único que no me has pedido –repuso el enviado– es lo más importante. Y es el don de la gratitud, la capacidad de agradecer, de reconocer que todo lo que tienes te ha sido dado. Posees muchas cosas, e incluso repartes algo de tus bienes; por lo tanto, has aprendido a dar. Pero no has aprendido a dar las gracias. Y sin gratitud no hay felicidad; sin gratitud no se disfruta de lo que se tiene; sin gratitud no eres consciente de que todo es un regalo, un don del Cielo. Piensas que es algo que te mereces, que la vida o Dios te deben. Y en lugar de pensar en lo que ya posees, solo piensas en lo que todavía te falta. Por no ser agradecido no disfrutas de lo mucho que tienes. Lo siento. Lo único que no me has pedido era la clave de la felicidad.
Con frecuencia vivimos pendientes de lo que nos falta y nos fijamos poco en lo que tenemos, y quizá por eso lo apreciamos menos y somos poco agradecidos. No nos damos cuenta de que tenemos sobrados bienes y dones para ser felices, que vienen de Dios. ¿Cuántas veces hemos dado gracias por poder oír y hablar, o andar, asistir a un concierto, contemplar un paisaje, ver los colores cambiantes de los árboles en otoño o la sonrisa de un niño pequeño...? Y en lo sobrenatural, ¿hemos pensado alguna vez con detenimiento en la maravilla de una Comunión, de una Misa, de que se nos puedan perdonar los pecados...?
Muchos dones del Señor son claros y visibles; otros, a veces más valiosos, han pasado ocultos: peligros del alma y del cuerpo de los que nos ha librado el Ángel Custodio; personas a las que hemos conocido y que tendrán una importancia decisiva en nuestra vida; gracias y ayudas que nos han pasado inadvertidas; incluso acontecimientos que quizá hemos interpretado como algo negativo. Nuestra vida entera es un bien inmerecido, un don divino, un regalo. Cada día es un regalo de Dios.
San Juan Crisóstomo, que sufrió persecución, exilio y múltiples dificultades, repetía con frecuencia, como algo bien sabido: «¡Gracias a Dios por todo!». Todo es para bien. A un amigo escribía: «Me has llenado de valor y de alegría cuando, después de anunciarme tan malas noticias, has añadido esas palabras que deberíamos tener todos siempre en los labios: ¡Gracias a Dios por todo! Estas palabras son un terrible golpe para el Demonio. En cualquier peligro que nos encontremos, nos proporcionan seguridad. Basta pronunciarlas para disipar las nubes de la tristeza. No dejes de repetirlas y de recomendarlas a los demás».
Murió pocos meses más tarde de escribir estas líneas. Antes se despidió de sus amigos repitiendo esas palabras a las que tenía tanto aprecio: «¡Gracias a vosotros y a Dios por todo!».
La persona ingrata queda incapacitada para hacer algo grande en la vida. «Es imposible –afirmaba santa Teresa de Jesús– tener ánimo para cosas grandes quien no entiende estar favorecido de Dios».
Vivamos con la alegría de estar llenos de regalos; no dejemos de apreciarlos. Agradezcamos todo al Señor, lo grande y lo pequeño. «¿Has presenciado el agradecimiento de los niños? –Imítalos diciendo, como ellos, a Jesús, ante lo favorable y ante lo adverso: “¡Qué bueno eres! ¡Qué bueno!...”. ¡Qué bueno eres con todos! Señor, ¡qué bueno has sido conmigo!
Cfr. El día que cambió mi vida
Fuente:
http://www.hablarcondios.org/meditacionperiodica.asp

SAN MARTÍN DE TOURS. PATRONO DE LA CIUDAD BUENOS AIRES - REPÚBLICA ARGENTINA. MONJE, OBISPO, MILITAR (SIGLO IV). Fiesta 11 de Noviembre.

San Martín de Tours

San Martín de Tours
FRANCISCO Y BENEDICTO XVI EXPLICAN QUIÉN ERA SAN MARTÍN DE TOURS.

https://www.youtube.com/watch?v=RwuicmsN8Hw
Nombre: Martín 
Significado: el batallador, del Latín
Género: Masculino 
Nacimiento: 316. Panonia, Hungría 
Muerte: 397. Tours, Francia 
San Martín de Tours
El Greco - San Martín y el mendigo.jpg
San Martín y el mendigo, pintado por El Greco en 1597

Nacimiento
316
Panonia (actual Hungría)
Fallecimiento

397
Candes
Venerado en

Iglesia católicaIglesia Ortodoxa
Festividad


Atributos
Mitra, báculo y a su lado un mendigo.
Patronazgo

soldados, tejedores, comercios en general y fabricantes textiles,FranciaHungría y numerosas ciudades, como Buenos Aires.
Nació en Sabaria, en Panonia (Hungría) hacia el año 316. Es conocida la narración del episodio de San Martín que, cabalgando envuelto en su amplio manto de guardia imperial, encontró a un pobre que tiritaba de frío, con gesto generoso cortó su manto y le dio la mitad al pobre.
San Martín de Tours
Por la noche, en sueños, vio a Jesús envuelto en la mitad de su manto, sonriéndole agradecido. 
Monasterio en Tours
A los 18 años recibe el bautismo y, tras un período de eremita, funda el monasterio de Ligugé y el de Marmoutier. 
Monasterio dedicado a San Martín en Marmoutier (Mauermünster) en Alsacia, cerca de Estrasburgo
Posteriormente fue elegido obispo de Tours, donde revolucionó la diócesis durante sus 27 años de vida episcopal con su amor hacia los pobres y necesitados. 
Se le considera el primer santo no mártir con fiesta litúrgica.
La iglesia de San Martín de Fromista, situada en el Camino de Santiago, fue construida en la segunda mitad del siglo XI, como parte de un Monasterio de San Martín, hoy desaparecido.
VIDA Y MILAGROS DE SAN MARTÍN DE TOURS
San Martín en Erfurt desde el siglo XVI
San Martín es un gran santo queridísimo para los franceses, y muy popular en todo el mundo. 
Nació en Hungría, pero sus padres se fueron a vivir a Italia. Era hijo de un veterano del ejército y a los 15 años ya vestía el uniforme militar. 
San Martín y el mendigo, en la población alemana de Sindelfingen
Durante más de 15 siglos ha sido recordado nuestro santo por el hecho que le sucedió siendo joven y estando de militar en Amiens (Francia). 
Amiens
Comuna de Francia
Escudo de Amiens
Escudo
0 Amiens - Place du Don - Cathédrale (1).JPG
Amiens
Amiens
Localización de Amiens
en Francia
PaísFlag of France.svg Francia
• RegiónPicardía (capital)
• DepartamentoSomme (prefectura)1
• DistritoDistrito de Amiens1
• CantónChef-lieu de 8 cantones1
• MancomunidadCommunauté d'agglomération Amiens Métropole


Superficie49,46 km²
Población134 737 hab. (2007)
• Densidad2724,16 hab./km²


Un día de invierno muy frío se encontró por el camino con un pobre hombre que estaba tiritando de frío y a medio vestir. Martín, como no llevaba nada más para regalarle, sacó la espada y dividió en dos partes su manto, y le dio la mitad al pobre.
San Martín de Tours
Esa noche vio en sueños que Jesucristo se le presentaba vestido con el medio manto que él había regalado al pobre y oyó que le decía: 
. "Martín, hoy me cubriste con tu manto".
Icono ortodoxo de San Martín de Tours.
Sulpicio Severo, discípulo y biógrafo del santo cuenta que tan pronto Martín tuvo esta visión se hizo bautizar (era catecúmeno, o sea estaba preparándose para el bautismo).
(Sulpicio Severo fue un aristócrata de Aquitania (nacido el 363 y fallecido entre el 420 y el 425), declarado santo por la Iglesia católica. Hizo estudios jurídicos y trabajó como jurista en diversas ciudades de la Galia. A la muerte de su esposa, en el año 392, inició una vida de ascetismo en las cercanías de Biterrae (Béziers).
Entre sus obras se cuenta la primera biografía de San Martín de Tours
)
 Luego se presentó a su general que estaba repartiendo regalos a los militares y le dijo: 
  • "Hasta ahora te he servido como soldado. Déjame de ahora en adelante servir a Jesucristo propagando su santa religión". 
El general quiso darle varios premios pero él le dijo: 
  • "Estos regalos repártelos entre los que van a seguir luchando en tu ejército. Yo me voy a luchar en el ejército de Jesucristo, y mis premios serán espirituales". 
San Martín y el mendigo, pintado por El Greco en 1597
En seguida se fue a Poitiers donde era obispo el gran sabio San Hilario, el cual lo recibió como discípulo y se encargó de instruirlo. 
Poitiers
Comuna de Francia
Escudo de Poitiers
Escudo
PoitiersEglise Notre Dame.JPG
Iglesia de Notre-Dame-la-Grande de Poitiers.
Poitiers
Poitiers
Localización de Poitiers
en Francia
PaísFlag of France.svg Francia
• RegiónPoitou-Charentes flag.svg Poitou-Charentes(capital)
• DepartamentoVienne (Prefectura)
• DistritoPoitiers (capital)
• CantónChef-lieu de 7 cantones
• MancomunidadCommunauté d'agglomération Grand Poitiers2
Ubicación46°34′55″N 0°20′10″ECoordenadas46°34′55″N 0°20′10″E (mapa)
• Altitud75 msnm
(mín.:651 , máx.:144 )
Superficie42,11 km²
Población89 253 hab. (2007)
• Densidad2119,52 hab./km²
Como Martín sentía un gran deseo de dedicarse a la oración y a la meditación, San Hilario le cedió unas tierras en sitio solitario y allá fue con varios amigos, y fundó el primer convento o monasterio que hubo en Francia.
San Martín de Tours
Hilario de Poitiers
Hilaryofpoitiers.jpg
La ordenación de san Hilario (manuscrito del siglo XIV)
Doctor y Pontífice
Proclamado Doctor de la Iglesia
el 1852 por el papa Pío IX

  • Malleus arianorum martillo de arrianos

Nacimiento
315
Poitiers

Fallecimiento
1 de noviembre de 367
Poitiers

Venerado en
Iglesia católicaIglesia ortodoxa

Canonización
Inmemorial
Festividad



Patronazgo
Poitiers y Puy-de-Dôme(Francia); Comares
(Málaga,EspañaParma (Italia)
En esa soledad estuvo diez años dedicado a orar, a hacer sacrificios y a estudiar las Sagradas Escrituras. Los habitantes de los alrededores consiguieron por sus oraciones y bendiciones, muchas curaciones y varios prodigios. Cuando después le preguntaban qué profesiones había ejercido respondía: 
  • "fui soldado por obligación y por deber, y monje por inclinación y para salvar mi alma". 

San Martín de Tours
Un día en el año 371 fue invitado a Tours con el pretexto de que lo necesitaba un enfermo grave, pero era que el pueblo quería elegirlo obispo. Apenas estuvo en la catedral toda la multitud lo aclamó como obispo de Tours, y por más que él se declarara indigno de recibir ese cargo, lo obligaron a aceptar. 
En Tours fundó otro convento y pronto tenía ya 80 mojes. 
Tours
Comuna de Francia
Escudo de Tours
Escudo
Mairietours.jpg
El Ayuntamiento de Tours.
Tours
Tours
Localización de Tours
en Francia
PaísFlag of France.svg Francia
• RegiónCentro
• DepartamentoIndre y Loira (prefectura)1
• DistritoTours1
• CantónChef-lieu de 7 cantones1
• MancomunidadCommunauté d'agglomération Tours Plus2
Ubicación47°23′37″N 0°41′21″ECoordenadas47°23′37″N 0°41′21″E (mapa)
• Altitud49 msnm
(mín.:441 , máx.:1091 )
Superficie34,36 km²
Población136 578 hab. (2007)
• Densidad3974,91 hab./km²
Y los milagros, la predicación, y la piedad del nuevo obispo hicieron desaparecer prontamente el paganismo de esa región, y las conversiones al cristianismo eran de todos los días. A los primeros que convirtió fue a su madre y a sus hermanos que eran paganos. 
Un día un antiguo compañero de armas lo criticó diciéndole que era un cobarde por haberse retirado del ejército. Él le contestó: 
  • "Con la espada podía vencer a los enemigos materiales. Con la cruz estoy derrotando a los enemigos espirituales". 
Recorrió todo el territorio de su diócesis dejando en cada pueblo un sacerdote. Él fue fundador de las parroquias rurales en Francia. 
Dice su biógrafo y discípulo, que la gente se admiraba al ver a Martín siempre de buen genio, alegre y amable. Que en su trato empleaba la más exquisita bondad con todos. 
San Martín de Tours - Obispo (Año 397)
Un día en un banquete San Martín tuvo que ofrecer una copa de vino, y la pasó primero a un sacerdote y después sí al emperador, que estaba allí a su lado. Y explicó el por qué: 
  • "Es que el emperador tiene potestad sobre lo material, pero al sacerdote Dios le concedió la potestad sobre lo espiritual". 
Al emperador le agradó aquella explicación. 
En los 27 años que fue obispo se ganó el cariño de todo su pueblo, y su caridad era inagotable con los necesitados. Los únicos que no lo querían eran ciertos tipos que querían vivir en paz con sus vicios, pero el santo no los dejaba. De uno de ellos, que inventaba toda clase de cuentos contra San Martín, porque éste le criticaba sus malas costumbres, dijo el santo cuando le aconsejaron que lo debía hacer castigar: 
  • "Si Cristo soportó a Judas, ¿por qué no he de soportar yo a este que me traiciona?". 

San Martín de Tours
Con varios empleados oficiales tuvo fuertes discusiones, porque en ese tiempo se acostumbraba torturar a los prisioneros para que declararan sus delitos. Nuestro santo se oponía totalmente a esto, y aunque por ello se ganó la enemistad de altos funcionarios, no permitía la tortura. 
San Martín de Tours
Supo por revelación cuándo le iba a llegar la muerte y comunicó la noticia a sus numerosos discípulos. Estos se reunieron junto a su lecho de enfermo y le suplicaban llorando: "¿Te alejas padre de nosotros, y nos dejas huérfanos y solos y desamparados?". El santo respondió con una frase que se ha hecho famosa: 
  • "Señor, si en algo puedo ser útil todavía, no rehuso ni rechazo cualquier trabajo y ocupación que me quieras mandar". 
Pero Dios vio que ya había trabajado y sufrido bastante y se lo llevó a que recibiera en el cielo el premio por sus grandes labores en la tierra. 
El Santo es elegido obispo. Relieve decimonónico en un retablo de la iglesia de Pfaffenheim
El medio manto de San Martín (el que cortó con la espada para dar al pobre) fue guardado en una urna y se le construyó un pequeño santuario para guardar esa reliquia.
San Martín de Tours
Como en latín para decir "medio manto" se dice "capilla", la gente decía: "Vamos a orar donde está la capilla". 
Y de ahí viene el nombre de capilla, que se da a los pequeños salones que se hacen para orar. 

San Martín de Tours
20 DE OCTUBRE DE 1582 SAN MARTÍN DE TOURS, PATRONO DE LA CIUDAD DE BUENOS BUENOS AIRES - REPÚBLICA ARGENTINA.
San Martín de Tours, Patrono de la Ciudad de la Santísima Trinidad y Puerto de Santa María de los Buenos Aires
EN LA “CIUDAD DE LA SANTÍSIMA TRINIDAD Y PUERTO DE SANTA MARÍA DE LOS BUENOS AIRES” ES ELEGIDO ESTE SANTO COMO PATRONO, SEGÚN CONSTA EN ACTAS DEL CABILDO.
La costumbre española era consagrar cada nuevo lugar fundado a un santo de la iglesia católica, institución que contaba con amplia hegemonía e influencia en todos los ámbitos de la vida social, pública y privada, como así también en el orden simbólico de la sociedad.
República Argentina
Flag of Argentina.svg
Bandera
Coat of arms of Argentina.svg
Escudo

ARG orthographic (+all claims).svg
Capital
(y ciudad más poblada)
Buenos Aires
Escudo de la Ciudad de Buenos Aires

34°40′ S 58°24′ O
Idioma oficialEspañoln. 2
GentilicioArgentino, -na
Forma de gobiernoRepública federaldemocrática
Presidenta

Vicepresidente
Cristina Fernández de Kirchner
Amado Boudou
Órgano legislativoCongreso de la Nación Argentina
Independencia
 • De facto
 • Declarada
de España
25 de mayo de 1810(204 años)
9 de julio de 1816(198 años)n. 3
SuperficiePuesto 8.º
 • Total2 780 400 km²n. 4 1
 • Agua (%)1,1%
Fronteras9665 km
Punto más altoAconcagua
Población totalPuesto 32.º
 • Estimación42 192 500 hab. (estimado 2012)2
 • Censo40 117 096 hab. (censo 2010)3
 • Densidad (est.)15,17 hab./km²
San Martín de Tours
Tras una votación que se repitió tres veces, los españoles confirmaron al apóstol de las galias. En un sombrero donde colocaron escritos en papeles los nombres de santos propuestos, salió al extraérselo por primera vez. No conformes, repitieron la operación otras dos veces con la misma suerte y finalmente fue aceptado.
 San Martín de Tours
Su nombramiento como Patrono de Buenos Aires se debió a un sorteo realizado el 20 de octubre de 1580, pocos meses después de la Fundación de la Ciudad y de acuerdo con los cánones de la época en que se nombraba a un santo para proteger el nuevo asentamiento.
TODOS LOS 11 DE NOVIEMBRE, DÍA DE SAN MARTÍN DE TOURS, SE CELEBRA AL PATRONO DE LA CIUDAD.
San Martín de Tours
SAN MARTÍN DE TOURS. PATRONO DE BUENOS AIRES ALIENTA A EXTIRPAR INDIFERENCIA Y MEZQUINDAD, DICE MONS. POLI
SAN MARTÍN DE TOURS, PATRONO DE BUENOS AIRES (20/10/1580)
En la metrópoli (España), la elección de los santos patronos era una decisión de gran responsabilidad, acompañada a veces de ceremonias a las que no les faltaba boato. Pero cuando las ciudades por “patronizar” no eran de importancia, como la lejana Buenos Aires, un puerto de contrabandistas enclavado en tierras inhóspitas y deshabitadas, bastaba con introducir los nombres de todos los santos en una bolsa de terciopelo negro para que fuera el azar quien decidiese. Fue así que en una de las primeras reuniones que realizó el Cabildo de Buenos Aires se eligió a SAN MARTÍN DE TOURS como patrono de la ciudad. La leyenda dice que cumpliendo la tradición, para elegir al patrono se pusieron distintos nombres de santos dentro de un sombrero, con el fin de que el azar decidiera. El primer nombre extraído correspondió a San Martín de Tours, pero como no era un santo español, los ediles lo rechazaron y volvieron a sacar otro nombre, que fue nuevamente el del santo. Rechazado por segunda vez, se extrajo otro nombre con el mismo resultado. Tres veces seguidas, inauditamente, había salido el papelito con el nombre de San Martín de Tours, un santo sin mayor renombre. Asombrados por este hecho, los presentes decidieron entonces, proclamarlo patrono de la ciudad de Buenos Aires, sin tan siquiera imaginar, que lo que la bolsa negra de paño, había decidido el nombre del general que libertaría aquellas tierras. Verdadera o falsa esta leyenda, lo cierto es que en acuerdo del Cabildo reunido el 20 de octubre de 1580, se asentó en el Acta respectiva que “por suerte cupo a esta ciudad por patrón della, al señor San Martín”. Este santo, San Martín de Tours, nació en Sabaria de Panonia, actual Hungría, entre 315 y 317. Era hijo de un tribuno militar, por lo que debió alistarse en los ejércitos del Emperador y se lo destinó a Amiens, en Francia, donde fue bautizado. Abandonó el ejército y se dedicó a la caridad. El 4 de julio de 371 fue consagrado Obispo de Tours. Luego de una vida dedicada a Dios y a la conversión de infieles, falleció el 8 de noviembre de 397, pero su sepelio se realizó el 11 de noviembre, quedando ésta como fecha en que lo cita el martirologio romano, para su celebración. Durante los primeros tiempos de la ciudad, las fiestas en honor de su santo patrono, alcanzaron enorme importancia. Además de las ceremonias religiosas y de los actos oficiales, se hacían corridas de toros, representaciones teatrales en tablados levantados para la ocasión. Se hacían corridas de toros, carreras de sortijas, torneos ecuestres y de acrobacia y como parte de la fiesta, la ciudad se engalanaba, se ponía especial cuidado en barrer y limpiar las calles y se iluminaban a pleno las casas de los vecinos pudientes y los edificios públicos como el Cabildo, la Fortaleza y la Casa del Obispado. En cuanto a la celebración religiosa, ésta se efectuaba con gran pompa. Primero se reunían los miembros del Cabildo en la puerta del edificio capitular, los que ataviados con sus mejores ropas, se dirigían al Fuerte, pasaban por la casa del Alférez Real quien era el encargado de portar el estandarte real y así, encolumnados, el gobernador, el alférez, los cabildantes y el pueblo de Buenos Aires concurrían a la Catedral. Luego de depositar el estandarte al pie del altar mayor, se realizaba un solemne Tedeum y se pronunciaba un sermón alusivo a la celebración. Ya obtenida la Independencia, y por iniciativa del Alcalde de segundo voto Francisco Belgrano, hermano del general Manuel Belgrano, se sustituyó el pendón real por nuestra bandera. Pero la devoción por el santo de los porteños de antaño no sólo se expresaba el 11 de noviembre sino también se realizaban novenarios y rezos de las cuarenta horas en casos de epidemias o guerras, como en el caso de las invasiones inglesas, etc. Si bien ahora no se lo festeja como antes, recordemos que desde 1758 se celebran misas en su honor todos los días 11 en la Catedral, tradición que se conserva por obra de la “Asociación de los Caballeros de San Martín de Tours”. En noviembre de 1968 la Municipalidad de la Ciudad de Buenos Aires dispuso que, coincidente con la festividad del santo, se festejara la Semana de Buenos Aires con actos culturales y deportivos y por Decreto N° 2021 de 1976, se fija como “Semana de Buenos Aires” a la que va del 3 al 11 de noviembre.


TODA CIUDAD QUE SE PRECIE DE TAL DEBE TENER SU SANTO PATRONO. ESA FUE UNA DE LAS PRIORIDADES A TRATAR EN BUENOS AIRES DURANTE AQUELLA REUNIÓN DEL 20 DE OCTUBREDE 1580.
SAN MARTIN DE TOURS, PATRONO DE BUENOS AIRES: ¿MILAGRO O COINCIDENCIA EN SU ELECCIÓN?


Parroquia San Martín de Tours - Buenos Aires - República Argentina
LA ELECCIÓN DEL SANTO FRANCÉS COMO PATRONO REGISTRA HECHOS CURIOSOS, PERO LLEGARÍA DOS SIGLOS DESPUÉS LA RESPUESTA DE PORQUÉ SAN MARTÍN DE TOURS DEBÍA SER PATRONO DE LA CIUDAD DE BUENOS AIRES.
El santo patrono de la ciudad de Buenos Aires cuenta con una peculiar historia de cómo llegó a ser protector de los porteños.
San Martin de Tours se educó en Pavia –Europa-, a los 15 años de edad ingresó a la guardia imperial romana en la que perteneció hasta el año 356 primero en Francia y luego en Galia. Una leyenda famosa sobre su vida y que forma parte de la iconografía tradicional del santo sucedió en el invierno del año 337, cuando estando Martín en Amiens encuentra cerca de la puerta de la ciudad un mendigo tiritando de frío, a quien con la espada corta su capa en dos y le entrega una mitad, pues la otra mitad pertenece al ejército romano en que sirve. En la noche siguiente, Cristo se le aparece vestido con la media capa para agradecerle su gesto diciéndole que había obrado bien.
San Martin de Tours
San Martin de Tours  deja el ejército romano y decide convertirse al cristianismo, con el consiguiente riesgo de vida que ello significaba en aquella época. Tras dejar la vida militar se bautiza y se une a los discípulos de San Hilario de Poitiers en la ciudad de Poitiers.
En el año 370 San Martin de Tours  es nombrado Obispo de Tours. Su vida pastoral se caracterizó por la evangelización y la lucha contra las costumbres paganas. Aunque perseguía las teorías del gnosticismo y maniqueísmo de Prisciliano, acudió ante el emperador Magno Clemente Máximo para evitar que fuera ejecutado; a pesar de que sabía que por una solicitud semejante por un maniqueísta podría costarle la vida. El obispo lusitano Hidacio insistió ante el emperador hasta que Prisciliano fue ejecutado.
Parroquia San Martín de Tours - Buenos Aires - República Argentina
San Martin de Tours , afligido y enfadado por este hecho, rompió sus relaciones con Hidacio. Más tarde tuvo que reconciliarse con él, cuando el emperador se lo exigió como condición a cambio de terminar con las ejecuciones de priscilianistas. San Martin de Tours muere en Candes en el año 397. Es el santo patrono de Francia.
Muerte de San Martín, fresco de Simone Martini
¿CÓMO LLEGÓ SAN MARTÍN DE TOURS A ESTOS PAGOS?
Y la curiosa historia se remonta al año de la fundación de la Ciudad de Buenos Aires por Juan de Garay. Una vez cumplidos los requisitos de la fundación de una ciudad colonial, en junio de 1580 los primeros pobladores y el clero se reúnen para designar al santo patrono de la ciudad. En una bolsa se colocan papeles con los nombres de los santos candidatos y un niño saca uno de ellos; el santo que salió designado es San Martín de Tours; los cabildantes no estaban de acuerdo con que un santo francés sea patrono de aquellas tierras ignotas.
Fundación de la Ciudad de Buenos Aires por Juan de Garay
Luego de un breve debate el niño vuelve a sacar un papel de la bolsa y el santo que se lee nuevamente es San Martín de Tours; los habitantes vuelven a negarse de que el santo francés sea su protector y por tercera vez salió de la bolsa el nombre del mismo santo. Así los habitantes interpretaron que era voluntad de Dios que San Martín de Tours sea el santo patrono de la Ciudad de Buenos Aires y respetaron la elección.
Parroquia San Martín de Tours - Buenos Aires - República Argentina
A lo largo de la historia, San Martín de Tours pasó a formar parte de la cultura popular porteña. Los días de conmemoración del santo eran días de festejos populares en toda la época colonial y post revolución de mayo. Era uno de los días más importantes en el calendario de la ciudad. El 11 de noviembre había festivales en todas las calles con fuegos de artificio, ese día no se trabajaba y había una procesión en la calle principal; ese día las clases bajas y altas estaban unidas en aquel festejo. Al llegar la tarde, las fiestas se trasladaban a las casas con bailes y tertulia de aquella época.
Parroquia San Martín de Tours - Buenos Aires - República Argentina
Era un día de regocijo y júbilo para los porteños. Por supuesto que desde España siempre se han hecho gestiones para destituir ese santo y poner uno más acorde al reino ibérico; pues era imposible, los pobladores siempre se negaron a retirar a San Martín de Tours como patrono de la ciudad. Las gestiones por parte de España eran más hostiles cuando estaban en guerra con Francia; aún así los porteños se negaban al pedido y asumían las consecuencias que ello podría aparejar. Incluso los reyes de España llevaron el reclamo al vaticano y la respuesta era que es voluntad de Dios y del pueblo de esa ciudad que San Martín de Tours sea patrono de Buenos Aires.
Tumba del Santo en la cripta de la Basílica, en Tours
En muchos años los españoles se preguntaban por qué había tanta devoción por San Martín de Tours en los habitantes de la ciudad de Buenos Aires. Más allá del milagro de la elección del santo, nadie sabía o podía interpretar cual era el mensaje que la providencia quería dar sobre el patrono.
Parroquia San Martin de Tours
La devoción por el santo era tan grande que el poeta Francisco Luis Bernárdez una vez dijo en su Oración a San Martín, éste, “no teniendo con qué socorrer al mendigo, como aquella causa era justa, desenvainó la espada que llevaba al cinto, rasgó por el medio su capa, le alargó la mitad y siguió su camino, llevando la otra mitad para cubrir espiritualmente al pueblo argentino, que, con el andar de los años, había de nacer aquí, donde nacimos”.
Relicario de la cabeza de San Martín, s.XIV (París,Louvre)
Siempre se ha preguntado que guardaba este santo para que sea tan venerado en aquellas tierras; alrededor de más de 200 años después de su elección apareció lo que podría ser la respuesta. Se trata de una coincidencia que algunos adjudicaron a la providencia divina. Pues el “milagro” en Buenos Aires que algunos afirman sobre el santo no residía en sus acciones, en su vida ni mucho menos en su santidad, pues la fortuna estaba nada más y nada menos que en su nombre, ya que éste adelantaba el nombre del libertador y padre de la patria, el general don José de San Martín.
Wenceslao Wernicke
Retablo de San Martín de Tours - Catedral Metropolitana de Buenos Aires
Fuente:
http://diosysantidad.blogspot.com.ar/2010/11/san-martin-de-tours-fiesta-11-de.html
http://www.eltestigofiel.org/lectura/santoral.php?idu=362
http://www.santopedia.com/santos/san-martin-de-tours/
http://www.elarcondelahistoria.com/san-martin-de-tours-patrono-de-buenos-aires-20101580/
http://rhmbuenosaires.blogspot.com.ar/2010/06/san-martin-de-tours-patrono-de-buenos.html